Precauciones Uso de Productos de Limpieza

Publicado por mKubikos Hygiene Staff en

Hola a tod@s! En el día de hoy vamos a tratar un tema muy importante cuando acometemos las tareas de limpieza. Como todos sabéis los productos de limpieza son sustancias químicas creadas a partir de reacciones en laboratorio.

El hecho de que sean creados de ese modo implica que puedan suponer la emisión de vapores durante su uso, o que la aplicación del mismo cuando se trata de un aerosol o pulverizador pueda llegar directamente a nuestro cuerpo a través de su inhalación.

El contacto se suele producir con nuestras manos, ya que son con las que nos valemos para realizar los trabajos de limpieza, o bien con las diferentes mucosas de nuestro cuerpo, ya sean los ojos, la nariz o la boca. Cuando los productos son inhalados además van a llegar a nuestros pulmones con el riesgo de una posible intoxicación.

Entre los productos de limpieza más comunes que pueden presentar problemas debidos a su inhalación se encuentran aquellos como el amoniaco, los disolventes, la lejía, el salfumán y los desinfectantes.

El caso de la lejía es de mención obligada ya que no tenéis que mezclarla nunca con otro producto de limpieza el motivo es que se desprenden gases tóxicos muy dañinos para las vías respiratorias y las mucosas. Especialmente tened mucha precaución con mezclar lejía y amoniaco debido a que son productos muy utilizados puede existir la tentación de mezclarlos a ver que pasa... pero ni se os ocurra!!! ya que se genera cloramina una sustancia que al inhalarse reacciona con el agua de nuestro organismo generando ácido clorhídrico y radicales libres, ambos  muy tóxicos y que pueden provocar la muerte

Por lo general en las actividades de limpieza no se acostumbra a utilizar productos químicos en grandes cantidades y tampoco se da una exposición continuada durante todo el día, además de que algunos de ellos se usan diluidos en agua.

La mayoría de los productos tienen consecuencias que pueden ser mas o menos dañinas, provocando: irritaciones, picores, escozor, lagrimeo, toses o mareos. Dicho todo esto parece que la limpieza es una actividad de riesgo... y lo es sino se toman medidas de seguridad, pero tranquilos porque son básicas y se basan en el sentido común.

1.- Conocer la información sobre los riesgos en el uso del producto, todos los productos disponen de un etiquetado en el que se explica además del modo de uso, las precauciones que se deben tener. Además se indica mediante pictogramas cuales son los riesgos o peligros que conlleva la manipulación del producto.  

                          

2.- Manipulación, durante el uso y manipulación de los productos es muy recomendable que uséis guantes para proteger vuestra manos, en el siguiente enlace os dejamos una selección que ponemos a vuestra disposición.

 

                        

 

3.- La ventilación es algo muy importante a tener en cuenta, favorece que exista ventilación cruzada en tu casa mientras que estés limpiado. Deja abiertas las ventanas y puertas de las habitaciones, así te aseguraras de que no se produzcan acumulaciones peligrosas de vapores provenientes de los productos de limpieza.

  

                                           ç

 

Como recomendaciones generales en caso de entrar en caso de producirse la inhalación, contacto o ingesta accidentales con algún producto de limpieza os recomendamos actuar del siguiente modo:

1.- En caso de inhalación

Acudir rápidamente a un lugar donde se pueda respirar aire fresco en grandes cantidades.

2.- Contacto con la piel

Lavar la piel con agua muy abundante sin usar ningún tipo de jabón, en caso de que la ropa se haya impregnado también es recomendable que nos la cambiemos y echemos a lavar.

3.- Contacto con los ojos

Enjuagar con mucha agua durante unos 10 minutos con los párpados abiertos, en caso de ser grave acudir al oftalmólogo

4.- Ingestión

No se debe de provocar el vómito y en cuanto a la ingestión de agua sería preferible esperar a una valoración sanitaria ya que en función del producto químico esto puede ser contraproducente o incluso causar mas daños

Bueno, como veis las cosas a tener en cuenta no son nada difíciles y obedecen a cuestiones lógicas, tal vez el punto un poco mas farragoso es a veces la interpretación de los pictogramas, en una próxima entrada el blog hablaremos sobre su significado y de que precauciones tenemos que cumplir.

Si aún siguiendo estas indicaciones tuvieseis un descuido o por accidente os empezaseis a sentir mal, poneos en contacto con el servicio de información toxicológica en el 91 562 04 20 o avisad a los servicios de urgencia.

Y nada más por hoy amigos, gracias por haber llegado hasta el final, si te ha resultado interesante te agradecemos que lo compartas, y no olvides suscribirte para estar al tanto de las nuevas entradas en nuestro Blog.

Mkubikos Hygiene Staff


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario