Desinfección y Limpieza

Publicado por mKubikos Hygiene Staff en

Todos queremos vivir en un ambiente interior limpio pero por supuesto hay grados de limpieza y diferentes requisitos para limpio, dependiendo del espacio y su función. La tarea que se le da a los niños de limpiar su habitación generalmente se refiere a ordenar y organizar el espacio. Puede implicar quitar el polvo o pasar la aspiradora, pero es completamente diferente a la limpieza de un baño o de una cocina donde las bacterias y gérmenes presentan un riesgo mas obvio.

La limpieza, realizada con jabón o detergente y agua, se refiere a la eliminación física de la suciedad, y en el proceso, de una pequeña parte de las bacterias y gérmenes presentes. El uso de bayetas, fregonas u otros utensilios de limpieza simplemente mueven los gérmenes de una superficie a otra. La desinfección, por otro lado, se refiere a matar un alto porcentaje de gérmenes en una superficie o hacerlos incapaces de reproducirse, de tal modo que la cantidad  presente queda reducida a un nivel seguro. Finalmente el uso de bactericidas destruye todas las formas de vida microbiana, productos empleados sobre todo en entornos de elaboración de comida, sanitarios o laboratorios.

Otro punto a tratar de gran relevancia es el orden de las operaciones, si la tarea a mano es desinfectar una superficie recuerde que: primero a de lavarse la superficie con un detergente o limpiador multiusos apropiado para eliminar cualquier resto visible o partículas de desecho, el segundo paso es el aclarado con agua y el secado, y por último la aplicación del producto desinfectante o bactericida. 

En esta operación también resulta muy importante el empleo de utiles de limpieza y complementos tales como bayetas o fregonas, siempre cumpliendo las reglas necesarias para evitar el fenómeno de la contaminación cruzada.

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario